Síguenos en —

Volver

18/09/2018

Consejos para reforzar el sistema inmune de los niños

El colegio es uno de los lugares donde se produce la mayor cantidad de infecciones, porque los niños pasan buena parte del día en ellos y por la facilidad de transmisión de los virus.

 

Para reforzar las defensas de nuestros hijos y mantenerlas a tono debe tener en cuenta estos consejos:

– Hacer ejercicio: El ejercicio regular y controlado mejora el estado anímico, fortalece el estado cardiovascular, ayuda al control del peso y aumenta las defensas.

  • – Pasar tiempo al aire libre: Que los niños tomen el sol de forma moderada es fundamental para que su cuerpo asimile mejor la vitamina D, importante vitamina para reforzar el sistema inmune.

– Hábitos de higiene: Inculcar hábitos como lavarse las manos antes de comer o tras ir al baño.

  • – Dormir 10-12 horas diarias: Muchas funciones reconstituyentes y reparadoras se realizan durante el sueño.

– Fomentar el consumo de agua: Es muy importante que siempre estén bien hidratados.

  • – Alimentación: Una alimentación variada y equilibrada, sin excesos de azúcar ni grasas, mantendrá en buen estado sus defensas.

Estas plantas tienen múltiples propiedades:

Equinácea: Es una planta que ayuda a prevenir la aparición de resfriados en los niños. Actúa frente a afecciones originadas tanto por virus como por bacterias. Posee un mecanismo de acción inmunoestimulante, potencia las defensas del organismo, por lo que un momento ideal para ser utilizada es cuando aparecen los primeros síntomas del resfriado.

Própolis: Es una sustancia natural elaborada por las abejas que éstas utilizan para recubrir sus colmenas y protegerlas frente a los agentes infecciosos. Tiene unos principios activos que le confieren propiedades antivirales, los flavonoides (pigmento con propiedades antimicrobianas). Es un excelente antiviral, por lo que es mejor utilizarlo ante virus como los de la gripe o el resfriado que un antibiótico.

En nuestro caso recomendamos NEO PEQUES PRÓPOLIS PLUS, que contiene extracto de propóleo, extracto de polen, aceites esenciales de romero y miel, extractos hidroglicerinados de plantas (Equinácea, Llantén, Malvavisco, Tomillo, …) y el oligoelemento Manganeso-Cobre, que se usan habitualmente para favorecer el buen estado de las vías respiratorias superiores.

Volver

Déjanos un comentario