Síguenos en —

Volver

15/09/2018

El própolis y la echinácea, excelente ayuda para prevenir resfriados.

Cada vez son más los padres y pediatras a favor del uso de productos naturales de hecho, dos de cada tres pediatras recomiendan preparados con plantas medicinales para prevenir afecciones respiratorias.

Generalmente, con los medicamentos convencionales los niños vuelven a recaer. Los padres buscan soluciones eficaces con los menos efectos secundarios posibles.

Echinácea: Es una planta que ayuda a prevenir la aparición de resfriados en los niños. La echinácea actúa frente a afecciones originadas tanto por virus como por bacterias. Posee un mecanismo de acción inmunoestimulante, potencia las defensas del organismo, por lo que un momento ideal para ser utilizada es cuando aparecen los primeros síntomas del resfriado.

  • Própolis: Es una sustancia natural elaborada por las abejas que éstas utilizan para recubrir sus colmenas y protegerlas frente a los agentes infecciosos. El própolis tiene unos principios activos que le confieren propiedades antivirales, los flavonoides (pigmento con propiedades antimicrobianas). Es un excelente antiviral, por lo que es mejor utilizarlo ante virus como los de la gripe o el resfriado que un antibiótico.

Una de las ventajas del própolis y la echinácea es que casi no tienen efectos secundarios. Estos dos productos naturales están especialmente indicados para niños a partir de los 2 años, aunque es el pediatra quién debe indicarnos cuándo y cómo tomarlas..

Se pueden tomar de forma preventiva en épocas de cambios de temperatura o de llegada del frío, cuando el riesgo de contagio es mayor. También pueden administrarse como tratamiento una vez que aparecen los primeros síntomas de la infección o resfriado común.

En nuestro caso recomendamos NEO PEQUES PRÓPOLIS PLUS como un producto natural ideal como preventivo de catarros y alteraciones de origen vírico, especialmente en invierno y durante los cambios e estación.

Volver

Déjanos un comentario