SUSCRÍBETE
RECIBE CONSEJOS
SOBRE EL CUIDADO DE TUS NIÑOS

Piel

La piel del niño es más delgada y frágil que la del adulto. Es más permeable por lo que absorbe con mayor facilidad sustancias que estén en contacto con ella. A todo ello cabe añadir que los niños son más sensibles a cualquier agresión en su dermis como eccemas, dermatitis atópica, aftas de varicela, picaduras de insectos, etc.

Como, por otro lado, la capacidad de regeneración de la piel niño es superior a la del adulto, podemos ayudar con productos naturales como los de NEO PEQUES para ayudar en este proceso de recuperación.



En este sitio web usamos cookies para personalizar tu experiencia. Ver más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar