Cómo lograr que los niños consigan una buena rutina de sueño

Cómo lograr que los niños consigan una buena rutina de sueño

Es habitual que los niños pequeños sufran épocas en las que les cuesta más conciliar el sueño de una forma constante y serena. De hecho, un 70% de los niños menores de 5 años tienen algún problema para poder dormir. Cualquier padre sabe que el problema de que un niño no duerma no es solo suyo, sino que en estos casos los padres normalmente sufrirán también las consecuencias, lo que acabará repercutiendo en su vida normal en forma de mayor irritabilidad, cansancio… Mientras que en el niño provocará hiperactividad, problemas de salud… Por eso, es tan importante conseguir que los niños duerman correctamente.

Aquí os dejamos unos cuantos consejos que es necesario tener en cuenta:

  • Elabora una rutina para antes de ir a la cama: lavarse los dientes, un vaso de leche, contarle un cuento…
  • Un descanso durante el día equivale a un buen dormir por la noche: es necesario que el niño tenga, al menos una vez al día, un descanso más o menos largo.
  • Vigila lo que come: determinados alimentos pueden afectar a los niveles de energía y sueño. Sabemos que los dulces o los alimentos altos en proteínas ponen el cuerpo del niño en alerta, mientras que los carbohidratos le tranquilizan. Es necesario hacer una buena combinación de todos ellos. Asimismo, una deficiencia de vitaminas esenciales también puede afectar a su correcto descanso. Una dieta equilibrada es fundamental.
  • Ayúdale a que esté activo durante el día: la actividad física y el gasto de energía es clave para que llegue cansado a la cama y pida descanso.
  • Dale un ambiente agradable para dormir: un buen colchón, una buena almohada, temperatura de la habitación correcta, pijama cómodo, colores de las paredes en tonos cálidos… Ayudarán a que tu hijo concilie más fácilmente el sueño.
  • Enséñales a relajarse: crear rituales para que sepa qué hacer una vez esté en la cama.
  • Un horario constante a la hora de dormir y despertarse: si mantienes su reloj biológico estable y en hora hará que él mismo sepa que le toca descansar cuando llega una determinada hora. Para los más pequeños las 19:00 o las 20:00 son horas aconsejadas para que se vayan a dormir, a pesar de que a todas las edades les favorece una hora temprana para irse a la cama.
  • Pon en marcha su reloj biológico: aprovecha tus conocimientos en biología para inducirle el sueño. La oscuridad causa y aumenta el relajamiento de las hormonas del sueño, por tanto, si introduces oscuridad un rato antes de ir a dormir, su cuerpo le pedirá cama.

Además, NEO PEQUES ofrece una ayuda extra. Se trata de NEO PEQUES FELICES SUEÑOS, un jarabe infantil con plantas de efecto relajante como la Melisa y Tilo junto con Magnesio y Vitamina B6.

¿Quieres compartir?
Share on Facebook7Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja tu comentario

Nombre

E-mail

Comentario



En este sitio web usamos cookies para personalizar tu experiencia. Ver más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar